No tapar la cara del bebé - cara visible y libre

Muchos padres quieren tapar la cabeza y cara del bebé para dar soporta a la cabeza o recrear un espacio tranquilo de privaidad para el bebé (para recrear el útero con su estrechez y oscuridad porque proviene un sentimiento de protección hacia al bebé).

Recomiendamos ¡nunca tapar la cara del bebé! La cara tiene que estar libre y visible para el portador.

Lamentablemente se han producido muertes súbitas del bebé mientras eran llevados en un portabebés. Pocos casos pero ya demasiados. Parece que en muchos casos el bebé tenía la cara sumergida en la tela y además una mala postura de inclinación de la cabeza hacia el pecho (al ser llevado de manera tumbado) con posiblemente una inmovilización parcial.

La postura erguida (sentado) al menos suele evitar la inclinación de la cabeza hacia delante y la inmovilización de esta.

Cuando se lleva en la espalda se puede usar un espejo de mano para comunicarse con el bebé y controlar su postura. Además se puede mirar el reflejo en escaperates y cristales de los coches aparcados.

Pero igualmente recomiendamos no tapar la cara. Aunque al mismo tiempo es importantísimo soportar la cabeza de un bebé recién nacido que aún no controla él mismo el peso y los movimientos de la cabeza.

Para eso existen nudos concretos con el fular, maneras de ajustar una bandolera alrededor de la cabeza o mochilas portabebés con un soporte de cabeza adecuado para facilitar el soporte requerido y al mismo tiempo dejar libre las vías respiratorias.

Se puede leer más en internet en:

Pero para calmar padres precupados también está comprobado que un bebé colocado correctamente en un portabebés NO sufre falta de oxigeno como demuestra este estudio:

0 comentarios:

Publicar un comentario