Entrevista de Kangura sobre los aciertos y errores en el uso de portabebés



Los aciertos:

1) En posición fetal

2) Sentado sobre su culete

3) La madre podrá besar su frente con sólo inclinar la cabeza hacia adelante

4) Comprar en una tienda que tenga diferentes tipos de portabebés

5) Realizar únicamente actividades que no atenten contra su seguridad (como cocinar)

6) La tela deberá sujetar bien la cabeza de un bebé



Los errores:

1) Con la cara del bebé sobre la barriga de la mamá en vez de sobre el pecho

2) Mirando hacia afuera

3) No comprobar que esté cómodo

4) Darse por vencida demasiado pronto

5) Comprar una talla equivocada

6) Que el bebé lleve demasiada ropa



Me llamo Susanne Lenk, de profesión soy fisioterapeuta e instructora de porteo. En 2008 he creado la primera escuela de porteo ‘Llévame Cerca’ en España y desde entonces he impartido innumerables consultas y talleres a padres sobre la importancia del contacto físico para los bebés y el uso respetuoso de los portabebés. Desde entonces Llévame Cerca también incluye la formación de instructoras de porteo y ahora cuenta con una red de más de 250 instructoras en España.



El porteo debería ser considerado una cosa normal y corriente en la crianza tal como la lactancia materna o el simple cambio de pañal. Con términos como 'uso correcto' y 'precauciones necesarias' puede parecer que se pueden cometer muchos errores al llevar al bebé encima.
Deberíamos tener en cuenta que hablamos de cosas básicas tal como no taparle la nariz con la tela o dejar al bebé caer al instalarlo en el portabebés. Son cosas de sentido común y con leer las instrucciones del portabebés y una observación del estado del bebé con empatía de parte de los padres ya es suficiente.

Si además tenemos el objetivo de llevar al bebé de manera más cómoda para el portador y conseguir una postura fisiológica del bebé (con piernas en ranita, espalda en C y buen soporte) entonces podemos informarnos sobre las reglas o aciertos para un porteo ergonómico y los errores comunes o prejuicios ante el porteo. Una consulta con una instructora de porteo (Instructoras formadas a través de la escuela de porteo ‘Llévame Cerca’, madres experimentadas de la Red Canguro) puede ser de gran utilidad para los padres a la hora de la práctica para elegir el tipo de portabebés más adecuado a la situación familia, la edad del bebé y practicar su colocación y uso para sacarle el mejor aprovecho al portabebés elegido.


Los aciertos:


1) En posición fetal – Cuánto más joven es el bebé más importante facilitarle su postura fisiológica, para eso es necesario sobre todo un buen soporte. Solamente posible con portabebés ajustables.


2) Sentado sobre su culete – Muchos padres piensan que la posición cuna es más adecuada para los bebés recién nacidos, pero al final no es así. Lo importante es el buen soporte y es más fácil de conseguir en la posición erguida (el bebé no debe ir ‘sentado’ con todo su peso apoyado en el culito, sino el portabebés debe apretar el peso del tronco del bebé contra el portador). 


3) La madre podrá besar su frente con sólo inclinar la cabeza hacia delante – así el centro de gravedad del bebé queda muy cerca del centro de gravedad del portador y eso hace que parece que el bebé pesa menos – porteo ergonómico. Un bebé que cuelga más abajo parece pesar más, cansa antes al portador y probablemente no está bien sujeto para dar un buen soporte a la espalda del bebé.


4) Comprar en una tienda que tenga diferentes tipos de portabebés – Los padres primerizos normalmente se sorprenden que existen tantos diferentes tipos de portabebés (fulares, bandoleras, pouch, mochilas ergonómicas, comerciales de montaña, meitais, portabebés tradicionales) y no saben que es necesario informarse bien antes de comprar uno. La mayoría de las tiendas de puericultura (solamente venden dos o tres marcas de portabebés y tampoco tienen dependientas formadas para el asesoramiento del porteo. La mejor manera para padres de saber qué tipo de portabebés se adapta mejor al portador, al bebé y el uso que le piensan dar, es probarlo en persona con un asesor cualificado al lado. Ya existen varios tiendas alternativas y espacios de crianza que se dedican entre otros servicios al asesoramiento sobre los portabebés de tela y ergonómicos y el porteo en general.


5) Realizar únicamente actividades que no atenten contra su seguridad (como cocinar) – Es responsabilidad de los padres de velar por el bien estar y vigilar la seguridad de su bebé. En las consultas me suelo encontrar con padres que se preocupan muchas veces más de lo necesario. Con empatía hacia el bebé, sentido común y valoración de los propias habilidades de parte de los padres el porteo se convierte en una actividad cotidiana tal como el cambio del pañal o jugar al parque infantil. Cada madre o padre elige las actividades que le parecen seguros de hacer junto con su bebé instalado en el portabebés. Si tienen dudas pueden consultar con una instructora de porteo.


6) La tela deberá sujetar bien la cabeza de un bebé – eso solamente es necesario con bebes recién nacidos que todavía no aguantan la cabeza ¡pero hay que tener en cuenta que no se les debe tapar la vista mientras están despiertos para que puedan observar e interactuar con su entorno! Con niños mayores solamente es necesario dar soporta a la cabeza cuando se duermen o si la situación incluye mucho movimientos bruscos del portador.



Los errores:


1) Con la cara del bebé sobre la barriga de la mamá en vez de sobre el pecho - Un bebé que cuelga tan abajo en el cuerpo de la madre parece pesar más, cansa antes al portador y probablemente no está lo suficientemente sujeto para dar un soporte adecuado a la espalda del bebé.


2) Mirando hacia fuera – en esta postura las piernas suelen colgar hacia abajo (en vez de llevar las rodillas a un nivel más alto que el culito = ranita) lo que hace que el lumbar se estira hasta la lordosis pero la postura fisiológica del bebé recién nacido es con una kyphosis total de la columna vertebral. Esta postura tampoco da la oportunidad de dar soporte a la cabeza del bebé ni para el bebé de retirarse de los estímulos del entorno. Así podemos decir que para la comodidad de bebé y portador esta postura no es la más adecuada pero no existe ninguna prueba que la posición con la cara hacia fuera pueda causar daño o perjudicar al bebé.


3) No comprobar que esté cómodo – los bebés necesitan el contacto físico y se suelen mostrar contentos en los brazos de sus padres. El llanto del bebé no es indicador para saber si lo llevamos adecuadamente o no. Como padres podemos intuir si está cómodo o no, si tenemos dudas sobre la posición correcta del bebé lo mejor sería consultar una instructora.


4) Darse por vencida demasiado pronto – Hay muchos portabebés en el mercado que no están bien diseñados en sentido de comodidad y posibilidad de ajustarse encima del bebé. A muchos padres les duele llevar a su bebé de 6-8kg mientras con un portabebés de tela o ergonómico es posible llevar niños de 15-18 kg cómodamente. Es cuestión de encontrar el tipo de portabebés adecuado y saber su colocación para aprovechar su uso al máximo.


5) Comprar una talla equivocada – Preferiblemente recomiendo los portabebés con posibilidad de ajuste encima del bebé y adaptable a la talla del portador. Pero es de sentido común que nos compramos zapatos o portabebés que vienen en tallas que elegimos la talla que nos corresponde.


6) Que el bebé lleve demasiada ropa – Si llevamos al bebé debajo de nuestro abrigo la cercanía de los cuerpos proporciona calor y no es necesario abrigar el bebé tanto como lo haríamos si el bebé va solo en la silla de paseo.




Para todos los padres que quieren aprender más sobre el porteo o profesionales del sector salud infantil que quieren informar a los padres sobre la importancia del contacto físico para los bebés y aconsejar sobre el uso respetuoso de los portabebés tenemos dos curso básicos de la formación como instructora de porteo en Barcelona (26+27 de abril de 2014) y Madrid (3+4 de mayo de 2014). Más información en la web: www.llevame-cerca.es

1 comentarios:

Laura Gracia dijo...

Muy buen post, lo importante no es elegir un portabebé de un color u otro, lo importante es saber si es el adecuado para ti, y aprender a colocártelo de manera correcta.

Publicar un comentario